Jabones para el Alma.


Griscella Piñones, terapeuta espiritual:


Después de ir tratando a quienes elegían la medicina alternativa para sanar su cuerpo y espíritu, Griscella Piñones siempre quedaba con la sensación de que algo faltaba para prolongar el bienestar y la energía que sus sesiones sanadoras inyectaban. Cuentan que fueron los ángeles que en sus sueños y ruegos le dieron la fórmula al oído.

Dice que durante todo un año le fueron dictando una pócima de estrellas y alas angelicales, que tenía resultados rápidos y prolongaba los efectos de las terapias. Que por dieciocho meses más buscó información y entonces vino la pieza maestra: ¿por qué no agregar –la esencia de ángeles- a un jabón?

“La medicina diferente, que tiene que ver más con lo natural y espiritual, se ha ido dando por los grandes cambios de energía. La gente consciente e inconscientemente está buscando soluciones visibles e instantáneas. Uno como canal, trabaja con las personas y las ayuda a auto-reconocerse”, relató esta educadora de párvulos de profesión, nacida en Ovalle y que desde hace 12 años vive en Antofagasta junto a su esposo y siete hijos perrunos.

Recuerda que encontró todo lo que necesitaba para hacer un jabón puro y “a antigua”, como también que éstos a veces demoran meses en su proceso de maduración. “Puedo estar todo un día conectada con un jabón, trabajo con péndulos, amatistas y cuarzos. Voy preguntando al universo y me van mostrando cuántas gotas, qué cantidad de esencias y aromas son lo que debo usar para prepararlos”.

Crédulos e incrédulos, vale la pena para ambos disfrutar de los finos toques, diseños y geometría de los jabones hechos a base de cristales, cuarzos, zafiros, esmeraldas, arándanos, sodalitas, entre otras esencias y minerales. Aquellos que quieran usarlos para su alma - dicen que “los que saben”- que son buenos de verdad y, para los que busquen la pureza de lo natural para embellecer el cuerpo, son una fantástica pieza de gran aporte cosmético.


Saguaro PRO

Saguaro PRO

Saguaro PRO