Margot Miranda, Psicoterapeuta Pránica: Balance natural, agradecer y perdonar.


En un espacio lleno de hermosos talismanes, inundado de olor a incienso y una tenue luz que invita a olvidarse de “lo terrenal”, es donde Margot Miranda recibe a quienes buscan sanar su alma y reconectarse. Su vasta trayectoria y estudios impulsados por su “sed de saber”, la han llevado a la práctica de la sanación Reiki, Luz Dorada, terapias espirituales, clariviencia y clariaudiencia, Todas herramientas que le permiten ayudar a la evolución del ser.

Se crió en el pueblo Inca de Oro de la Región de Atacama, para luego vivir por unos años en Copiapó donde “palomillaba” junto a sus hermanos y amigos. Con el tiempo volvió a Antofagasta para desde el trabajo tradicional pasar a la búsqueda del camino espiritual. Tiene una voz suave, amigable y una profunda capacidad de escuchar. Es asertiva y paciente, cualidades cultivadas en el constante movimiento que la vida le ha ofrecido y ella las ha tomado con una sonrisa implacable y siempre presente.

Alineada con su estilo, nos entrega algunas respuestas y conceptos que han ido penetrando en la cotidianeidad de quienes quieren conservarse sanos y fuertes para enfrentar el diario vivir con algo más que lo material.

¿Qué es una sanación pránica?


La energía pránica es la energía de fuerza vital o soplo de vida que sostiene toda vida y nos permite estar fuertes y sanos. El prana lo encontramos a nuestro alrededor y sus fuentes principales son el sol, los árboles y la tierra. Esta energía de fuerza vital alimenta todas las células, órganos y sistemas de nuestro cuerpo físico y a todos los centros de energía de nuestro cuerpo, llamados chakras. Los chakras guardan información de nuestro estado de salud física, emocional, mental y espiritual. En una sanación pránica se limpia el trastorno y/o enfermedad en cualesquiera de estos aspectos y luego lo energiza, activando y acelerando el proceso natural e innato que todos tenemos. La sanación pránica como cualquiera otra sanación bioenergética, siempre busca equilibrar, revitalizar, alinear el sistema energético del Ser y con ello llevarlo un autoconocimiento para su bienestar.

¿Cómo se representa la calidad energética de una persona en su estado de salud?


A simple vista, a través de las enfermedades, cansancio, fatiga, insomnio, depresión, por ejemplo muestran que la energía vital o prana del órgano, o cuerpo físico, emocional, mental o espiritual tienen algún trastorno y en alguno de sus chakras. En una sanación pránica se puede detectar algún trastorno y/o enfermedad que no se haya manifestado en el cuerpo físico, ya que este primero se presenta en el prana o campo áurico. La calidad de la energía con la que cuentan las áreas afectadas es percibida, limpiada y energizada, también informando a la persona de lo que se está percibiendo a fin de que ella tome conciencia.

¿Por qué se producen diferencias entre la edad cronológica y biológica?


La edad biológica corresponde al estado funcional de nuestros órganos y sistemas y no necesariamente va de la mano con nuestra edad cronológica que es el tiempo que transcurre desde que nacemos. Sin duda la genética, una alimentación balanceada y ejercicios moderados ayudan a mantener una edad biológica sobre el tiempo. Se ha observado también que la tranquilidad interior y el equilibrio en el campo emocional y mental son un buen estímulo para balancear los agentes externos que promueven el envejecimiento prematuro.

Parece lógica la importancia que tiene la naturaleza en nuestro diario vivir, pero: ¿de qué manera ella influye en nuestro comportamiento o somos nosotros los que la moldeamos a ella?


Creo que es un todo, ella influye en nosotros y nosotros a ella, ya que si somos conscientes en contemplarla y disfrutar de todo sus regalos; colores, aromas, formas, sonidos y además saber que tomamos de ella el prana del que hemos hablado, estamos ya re-conectando nuestro Ser a un estado de equilibrio y salud. Agradecer al planeta que nos sostiene y nutre, partiendo por la ciudad en la cual vivimos estamos generando una respuesta más allá de la acción, es la vibración que se produce y que empieza a resonar en forma colectiva, si cada uno cuidara de su espacio, también se produce una vibración diferente que puede alcanzar a otro y a otro, haciéndose expansiva y así lograr un comportamiento colectivo que es en bien de todos porque estamos ayudándonos a nosotros mismos. Así como lo pueden ver con el deporte, abriendo espacios recreativos y deportivos al aire libre, las personas han entrado en esa frecuencia. Creo que el ejemplo es un gran maestro para el otro.

Se ha hablado bastante que estamos pasando de una dimensión a otra. ¿Qué significa esto, cómo nos preparamos?


Efectivamente hay varios eventos que están influyendo en la elevación de la frecuencia en el planeta como lo son las llamaradas solares, esto altera nuestro sistema energético porque somos puramente energía, por lo tanto nos incomodamos, enfermamos o nos ponemos más sensibles, y en un aspecto externo todas nuestras experiencias se hacen más evidentes para mostrarnos un aspecto a cambiar en nosotros. Buscar el expresarnos desde la inspiración, del respeto, de la confianza, del discernimiento y del Amor en uno mismo es el propósito. Significa dejar atrás la tercera dimensión del hacer, buscando satisfacer nuestras necesidades internas en la materia o distracciones externas y pasar a la 4ta dimensión que es proyectarse en la materia desde la verdad, amándote y honrándote con discernimiento para encontrar tu propio espacio, valorando lo que realmente eres y empoderándote para crear un bien propio y colectivo.

Desde hace algún tiempo se ha usado con frecuencia el término "palabras mágicas", nos puedes decir ¿de qué manera influyen positivamente decir "perdón" y "gracias"?


Creo que todo lo que venga desde el centro del cuarto chakra o corazón (4ta dimensión) es mágico porque es el centro del Amor, compasión y perdón, la frecuencia o vibración desde allí simple va a tener una respuesta en el medio distinta a la de la 3era dimensión o chakra plexo solar que se manifiesta desde el miedo, control, ego, imposición, por ejemplo. El decir perdón permite nuestra conexión personal con el Amor y con este centro, y a través de esta palabra podemos conciliar memorias que están en nuestra mente consciente y subconsciente o neutralizar una energía en relación a la interacción con otra persona o un familiar, es decir sanamos aspectos espirituales, del alma. Y el gracias consciente, es agradecer al Universo/Dios el entendimiento que conlleva la experiencia.


Saguaro PRO

Saguaro PRO

Saguaro PRO